Apostoloteca
 
 
INICIO - REGRESAR

 

HORA SANTA POR LAS VOCACIONES

 

PRIMERA PARTE

Lector: Tú viniste a la tierra para hablarnos del cielo y consolar al afligido.

Todos: Señor, necesitamos más sacerdotes.

 

Lector: Tú mostraste tu amor al pobre y curaste al enfermo.

Todos: Señor, necesitamos más sacerdotes.

 

Lector: Tú nos enseñaste la verdad y nos amaste hasta morir por nosotros.

Todos: Señor, necesitamos más sacerdotes.

 

Lector: Tú nos hablas por medio de los sacerdotes, pero, Señor, faltan sacerdotes.

Todos: Señor, necesitamos más sacerdotes.

 

Lector: Para que los niños se acerquen a Ti y los jóvenes no pierdan la fe.

Todos: Señor, necesitamos más sacerdotes.

 

Lector: Para que los pobres recuerden que les espera el cielo.

Todos: Señor, necesitamos más sacerdotes.

 

Lector: Para que los pecadores conozcan tu misericordia y los soberbios tu humildad.

Todos: Señor, necesitamos más sacerdotes.

 

Lector: Para que los escandalizados no den la espalda a la Santa Iglesia Católica.

Todos: Señor, necesitamos más sacerdotes.

 

Lector: Para que los traidores no imiten a Judas, sino que rectifiquen sus pasos.

Todos: Señor, necesitamos más sacerdotes.

 

SEGUNDA PARTE

 

         Oh Jesús, Buen Pastor, suscita en todas la comunidades sacerdotes, religiosos, religiosas, misioneros y agentes laicos, según las necesidades del mundo que Tú creaste y quieres salvar.

         Señor, te pedimos por nuestra comunidad, crea en nosotros el clima espiritual de los primeros cristianos para que en la oración, recibamos los dones del Espíritu Santo.

         Asiste, Señor, a nuestros pastores y guía los pasos de aquellos que escogieron seguir tus huellas y acogieron tu llamada en la ordenación sacerdotal o en la profesión de los consejos evangélicos.

         Dirige, Señor, tu mirada de amor hacía los jóvenes e invítalos a seguirte, y ayúdalos a comprender que sólo en Ti pueden realizarse en plenitud, humana y cristianamente.

         Confiamos la abundancia de vocaciones a la intercesión poderosa de la Inmaculada Virgen, María de Guadalupe, tu dulce y santa madre.

         Señor, danos sacerdotes, religiosos, religiosas, misioneros y agentes laicos, según tu corazón. Amén.

 

TERCERA PARTE

 

Lector: Señor, que haya muchos sacerdotes sabios.

Todos: Como el padre Tomás de Aquino e Ignacio de Loyola.

 

Lector: Señor, que haya muchos sacerdotes infatigables.

Todos: Como el padre Antonio de Padua y Toribio Romo.

 

Lector: Señor, que haya muchos sacerdotes educadores de la juventud.

Todos: Como el padre Juan Bosco y Pedro Esqueda.

 

Lector: Señor, que haya muchos sacerdotes misioneros.

Todos: Como el padre Francisco Javier y Felipe de Jesús.

 

Lector: Señor, que haya muchos sacerdotes directores espirituales.

Todos: Como el padre Juan de la Cruz y Julio Alvarez.

 

Lector: Señor, que haya muchos sacerdotes predicadores de la eucaristía.

Todos: Como el padre Pascual Bailón y Román Adame.

 

Lector: Señor, que haya muchos sacerdotes valientes.

Todos: Como el padre Tranquilino Ubiarco y Sabás Reyes.

 

Lector: Señor, que haya muchos religiosos.

Todos: Como Francisco de Asis y Martín de Porres.

 

Lector: Señor, que haya muchas religiosas.

Todos: Como Teresita del Niño Jesús y Rosa de Lima.

 

 

CUARTA PARTE

 

Lector: Por intercesión de la Santísima Virgen María, te pedimos.

Todos: Muchos sacerdotes santos.

 

Lector: Por intercesión de tus santos apóstoles, te pedimos.

Todos: Muchos sacerdotes santos.

 

Lector: Por intercesión de tus santos mártires mexicanos, te pedimos.

Todos: Muchos sacerdotes santos.

 

Lector: Por intercesión de las santas vírgenes, te pedimos.

Todos: Muchos sacerdotes santos.

 

Lector: Por intercesión de los doctores de la Iglesia, te pedimos.

Todos: Muchos sacerdotes santos.

 

Lector: Por intercesión de tus santos religiosos, te pedimos.

Todos: Muchos sacerdotes santos.

 

Lector: Por intercesión de tus santas religiosas, te pedimos.

Todos: Muchos sacerdotes santos.

 

Lector: Por intercesión de los santos confesores, te pedimos.

Todos: Muchos sacerdotes santos.

 

Lector: Por intercesión de los santos misioneros, te pedimos.

Todos: Muchos sacerdotes santos.

 

QUINTA PARTE

 

Lector: Señor, que haya muchos obispos, que sean instrumento.

Todos: De tu palabra y de tu amor.

 

Lector: Señor, que haya muchos sacerdotes, que sean instrumento.

Todos: De tu palabra y de tu amor.

 

Lector: Señor, que haya muchos misioneros, que sean instrumento.

Todos: De tu palabra y de tu amor.

 

Lector: Señor, que haya muchos religiosos, que sean instrumento.

Todos: De tu palabra y de tu amor.

 

Lector: Señor, que haya muchos religiosas, que sean instrumento.

Todos: De tu palabra y de tu amor.

 

Lector: Señor, que haya muchos agentes laicos, que sean instrumento.

Todos: De tu palabra y de tu amor.

 

Lector: Señor, que haya muchos esposos, que sean instrumento.

Todos: De tu palabra y de tu amor.

 

Lector: Señor, que haya muchos adolescentes y jóvenes, que sean instrumento.

Todos: De tu palabra y de tu amor.

 

Lector: Señor, que haya muchas familias, que sean instrumento.

Todos: De tu palabra y de tu amor.

 

SEXTA PARTE

 

Lector 1: Que los cristianos conozcamos el valor y la necesidad de tener numerosos y santos sacerdotes, para el bien de nuestros pueblos.

Todos: Te lo pedimos, Señor.

 

Lector 2: Que nuestra comunidad sienta la responsabilidad de orar siempre por las vocaciones.

Todos: Te lo pedimos, Señor.

 

Lector 3: Que las familias puedan ofrecer los elementos, para que Dios llame alguno de sus hijos a la vida consagrada.

Todos: Te lo pedimos, Señor.

 

Lector 4: Que los que se preparan al sacerdocio, la vida religiosa o misionera, sean perseverantes y generosos en su respuesta vocacional.

Todos: Te lo pedimos, Señor.

 

Lector 5: Que la comunidad sepa acompañar con sus oraciones y ayudar materialmente a los aspirantes al sacerdocio y a la vida religiosa.

Todos: Te lo pedimos, Señor.

 

Lector 6: Que las familias sean conscientes del honor y privilegio por un hijo consagrado al Señor.

Todos: Te lo pedimos, Señor.

 

 


Apostoloteca
webmaster@apostoloteca.org